Skip to content

El callejón de las manitas

Conoce “El Callejón de las Manitas” una de las leyendas más aterradoras del estado de San Luis Potosí

En la ciudad de San Luis Potosí, existe un estrecho y escalofriante lugar llamado “El callejón de las manitas”, se encuentra dentro de un antiguo barrio cerca del centro histórico.

Se dice que varias personas al pasar por ahí han terminado aterradas, y es que en este oscuro lugar se esconde una espeluznante leyenda…

El Callejón de las Manitas Leyenda

Todo comenzó en el año de 1780, un sacerdote llegó a la ciudad de San Luis, para hacer de él su nuevo hogar. Se instaló en una casa pequeña, donde la ventana de su cuarto quedaba precisamente a la vista de éste callejón.

El sacerdote era una persona amable y muy generosa, le gustaba ayudar a su prójimo, incluso se había ofrecido a dar clases para niños en escuelas humildes, y con lo poco que sacaba de dinero lo usaba para comprarles comida y medicina a los pobres. Poco a poco se fue ganando la confianza y el cariño del pueblo por su enorme corazón.

Una noche el sacerdote salió tarde de sus servicios, por lo que se tuvo que ir caminando hacia su casa en la oscura noche. Desafortunadamente, unas calles antes de llegar, el pobre sacerdote se topó con un ladrón que inmediatamente lo tomó por la espalda, lo silenció tapándole la boca con su mano, y le pidió que le diera todo lo que llevara de valor, pero al descubrir que el sacerdote no tenía nada con él, se molestó tanto que le arrebató la vida.

Todo el pueblo al enterarse de la trágica noticia, sufrieron mucho la partida del sacerdote.

Después de unos días, la gente del pueblo agarró al ladrón, quien más tarde terminó por confesar todo.

Indignados los habitantes del barrio le arrebataron la vida linchándolo, y lo castigaron quitándole las manos de su cuerpo, para después colgarlas en la ventana de la casa del sacerdote, justo junto al callejón, y así toda la gente que pasará, recordaría al maleante quien ocasionó el fallecimiento del sacerdote.

Sin embargo, después de esto, algo siniestro comenzó a suceder…

Pues la gente que pasaba caminando por ahí se quejaban de extraños ruidos como rasguños, golpes que tocaban la ventana, e incluso algunos decían ver las manos moverse. Comenzaron a esparcirse rumores de que las personas temían pasar por esa zona.

Cuando toda esta situación empezó a salirse de control, decidieron descolgar las manos pensando que ya había sido suficiente, pero lo aterrador fue que a la mañana siguiente, aparecieron nuevamente las manos en la ventana en el callejón… Más tarde la gente decidió prender fuego a las manos para que no volviera a suceder.

El Callejón de las Manitas en la actualidad

El día de hoy, se dice que algunas personas que han llegado a pasar caminando por el Callejón de las Manitas, han presenciado ruidos parecidos a los de unos rasguños, mientras que algunos otros, juran haber visto las sombra de unas manos moverse.

Lo cierto es que algo fuera de éste mundo existe en este callejón…

¿Y tú te atreverías a pasar por El Callejón de las Manitas?

Otras Leyendas de San Luis Potosí

La Loca Zulley

La Dama Enlutada

Los Niños Emparedados