Skip to content

El Diablo en el Rodeo

La perspectiva que muchos de nosotros tenemos del Diablo es que es rojo, con cuernos y larga cola pero la mayoría de los casos de personas que desafortunadamente han sido testigos de esta maligna entidad dicen lo contrario, que es un hombre elegante, hermoso y muy caballeroso, cuya presencia es imposible de ignorar como fue en el caso del rodeo.

Cuenta la leyenda que en medio de la noche en un baile del rodeo, irrumpió un hombre guapo y con traje fino, todos los presentes se asombraron de la visita, él fue directo a la mujer más bonita de la fiesta y le pidió que bailaran una canción, la muchacha sin titubeo aceptó.


Antes de finalizar la canción, un arete se le cae a la joven y al recogerlo puede ver que en lugar de piernas aquel hombre tenía patas de caballo, en un par de segundos ella estaba desvanecida en el suelo, antes de que las demás personas fueran en su auxilio, hubo una niebla donde aquel misterioso hombre desapareció, no sin antes dejar una esencia de azufre como firma de que el rey del infierno estuvo ahí.

Atte. Edy Doo