Skip to content

Leyenda de El Pozo de las Cadenas

Conoce la aterradora leyenda de El Pozo de las Cadenas, lugar donde un fantasma se manifiesta…

En el estado de Baja California, al final de la carretera encantada: “La Rumorosa”, existe un pueblo muy antiguo llamado Tecate, donde alberga en él una triste y tenebrosa leyenda.

El pozo de las Cadenas

Cuenta los habitantes del pueblo, que la leyenda proviene del pozo de agua que se encuentra en éste lugar, pues dicen que en las noches se puede escuchar escalofriantes ruidos que vienen de allí.

Todo comenzó hace mucho tiempo, en la época de la Revolución Mexicana alrededor del año 1910, donde vivía en el pueblo, un humilde campesino junto a su esposa en una pequeña casa cerca de éste pozo.

Ellos querían tener hijos, pero lamentablemente después de varios intentos fallidos decidieron quedarse solos, acompañándose mutuamente. Mientras la mujer se quedaba haciendo las labores de la casa, su esposo se iba a trabajar todo el día en el campo.

Una tarde común, llegaron al pueblo un grupo de hombres montando a caballo, se veían muy misteriosos, pero el campesino al verlos pensó que se trataba revolucionarios que iban de pasada por sus tierras.

Como se notaban exhaustos, el campesino amablemente los invitó a su casa, para que los hombres comieran y bebieran agua del pozo antes de que emprendieran su viaje nuevamente.

Cuando llegaron, la esposa comenzó a servirles alimentos y entrado un poco más en confianza con ellos, el matrimonio aprovechó para preguntarles sobre las noticias que circulaban en las afueras del pueblo, ya que como era un lugar muy alejado donde ellos vivían, era muy extraño que la información circulara hasta allí.

Durante la cena, los hombres les respondían a los campesinos todo lo que ellos preguntaban, todo marchaba excelente. Cuando terminaron, ya era muy tarde para dejarlos ir tan noche, así que a pesar de que los hombres eran unos completos extraños, el campesino y su esposa les ofrecieron posada por esa noche, donde les prepararon unas camas de paja para que durmieran ahí.

Se cuenta que en el transcurso de la madrugada, los extraños despertaron y comenzaron a robarles a los campesinos lo poco que tenían dentro de su casa. La mujer se despertó al escuchar ruido, y al levantarse rápidamente para descubrir de donde provenía, se encontró con ellos, todo lo que había en su pequeña casa estaba tirado y las manos de los hombres sostenían sus pertenencias.

Los hombres tomaron a la mujer para sobrepasarse, quien logró soltar un lastimoso grito antes de que le taparan su boca, lo que ocasionó que su esposo se despertara asustado.

Al ver la terrible escena, y a su mujer tirada en el piso, el campesino intentó detenerlos, pero desafortunadamente los hombre eran más, lo lastimaron tan fuerte que el pobre hombre no tenía fuerzas para levantarse, aún así los bandidos taparon sus ojos, lo ataron con unas cadenas para que no pudiera soltarse, y lo arrojaron cruelmente al pozo de agua.

A la mañana siguiente los hombres desaparecieron dejando la casa revolcada y sin nada más en ella, cuando la mujer tuvo la oportunidad de ir por ayuda, ya era demasiado tarde, pues su esposo se encontraba sin vida dentro del pozo.

Después de la triste tragedia, la mujer no pudo vivir más con el dolor, así que huyó del pueblo, dejando su casa en completo abandono.

El Pozo de las Cadenas en la actualidad

El día de hoy, los habitantes de Tecate dicen que durante las noches se pueden escuchar los escalofriantes lamentos de un hombre que pide ayuda, los gritos provienen desde el pozo de las cadenas.

Otros dicen que incluso han llegado a escuchar el ruido de sus cadenas tocar las paredes de piedra del pozo. Y lo más espeluznante es para quienes han pasado por ahí… pues dicen ver el espíritu del campesino junto al pozo, atado y arrastrando sus cadenas.

Los lugareños dicen estar acostumbrados a estas manifestaciones, y más allá de tener terror, sienten lastima del pobre hombre quien no ha podido descansar en paz.

¿Conocías sobre el pozo de las cadenas?

Atte. Edy doo