Skip to content

La verdadera historia de la casa Winchester (La maldición de la mansión)

Conoce la historia real de la película “La Maldición de la Mansión Winchester”

Familia Winchester

Después de que la muerte arribó a su vida, quitándole a su amado esposo cuando enfermo de Tuberculosis y a su única hija cuando tuvo una enfermedad infantil, Sarah Winchester quedó completamente sola, por lo que buscando ayuda y consuelo acudió con una médium, quien le dijo que una maldición había caído sobre su familia y que la siguiente víctima en morir, era ella misma.

El origen de esta maldición fue porque su esposo era dueño de una enorme y multimillonaria compañía que producía armas, y en venganza de todas aquellas almas que murieron por las armas Winchester, los miembros de la fortuna Winchester serían atormentados hasta que todos fueran enterrados bajo tierra.

La casa Winchester

Aunque no se podía destruir la maldición, la médium le dijo a Sarah que si quería seguir con vida, tendría que mudarse a una nueva casa, una casa que tendría que construir para los espíritus sin nunca terminarla, desde 1884 hasta 1922, no hubo día que en la casa Winchester no se estuviera construyendo algo.

El día 5 de septiembre fue cuando murió Sarah Winchester, mientras dormía en su cama a los 82 años de edad.

Tumba de la familia Winchester
Tumba de la familia Winchester

La granja a la que había llegado Sarah, terminó siendo una mansión de estilo victoriano, la más extravagante y extraña que existe en el mundo; la propiedad cuenta con 10,000 ventanas, 2,ooo puertas, 160 cuartos, 17 chimeneas y muchas cosas con el número 13.

Sarah Winchester

La casa Winchester estaba hecha para complacer a los espíritus a su antojo, ya que muchas de las ideas de las construcciones eran dadas por los mismos espíritus, algunas adecuaciones de la casa para que los fantasmas estuviera contentos, era que se necesitaba mucha luz para que los espíritus no se sintieran abrumados por no poder mostrar su propia sombra.

Otra adecuación de la casa Winchester es que ahí casi no había espejos, ya que los espíritus odian los espejos porque su reflejo los hace desaparecer.

No se sabe si es por coincidencia o por elección pero el numero 13 parece ser muy importante en la mansión Winchester, ya que hay 13 escaleras con 13 escalones, 13 ganchos en el armario de Sarah, 13 baños y candeleros para 13 velas.

El testamento de Sarah estaba dividido en 13 partes. En honor a ese misterioso 13, cada vez que hay un viernes 13, se tocan las campanas 13 veces a las 13:00 horas.

Muchas trabajadores y visitantes de la casa Winchester han sido testigos de los fenómenos paranormales que ocurren, se cierran puertas, se mueven inexplicablemente las cosas, escuchan ruidos y voces, sienten que los tocan, pueden ver uno o más espíritus, incluso se dice que el espíritu de Sarah es uno de los entes que más se manifiesta.

Sarah frente a su casa

Casa Winchester museo

Se dice que la “Casa Winchester” es el lugar más embrujado de los Estados Unidos, esta mansión se ha convertido en un destino turístico, el que puedes visitar reservando un tour. El nombre oficial de esta aterradora construcción es: “Winchester Mystery House” y se ubica en San José, California.

Desde el 30 de junio de 1923, fecha en que se abrieron las puertas de la Casa Winchester al público, millones de amantes del terror y/o la historia han visitado el lugar, muchos de los visitantes han contado que paranormales sucesos les sucedieron ahí…

Una de las advertencias para quienes se atreven a visitar la casa, es nunca separarse del grupo ya que no te aseguran poder encontrarte…

Para mayor información de la mansión Winchester puedes entrar aquí

¿Y tú te atreverías a visitar la Casa Winchester?

Atte. Edy Doo