Skip to content

La bruja de Monterrey

La bruja de Monterrey 1

En una mañana del 2004 en la ciudad de Monterrey, los regiomontanos nos levantamos con una espeluznante noticia que se había virilizado en los periódicos y la tv, un policía había sido atacado por una bruja por la madrugada.

La bruja de Monterrey 2

En el municipio de Guadalupe, pasando las 3 a.m. mientras un policía patrullaba en una de las colonias colindantes al cerro de la silla, de pronto cayó algo negro y grande de uno de los arboles, pero para su sorpresa aquello misterioso no alcanzó a tocar el piso, sino lentamente levitó y ante las luces largas del carro dejó ver su monstruosa figura parecida a la de una bruja.

Era una mujer envuelta en una capucha negra, cuyos ojos eran completamente negros y sin parpados como los de un demonio, ella estaba deslumbrada por las luces tratando de cubrirse el rostro con sus manos de garra, hasta que decidió atacar… Se dirigió hacia el auto, tratando de destrozar el vidrio con rasguños con la finalidad de alcanzar al uniformado, el presionó la reversa para escapar, pero por los nervios chocó y se desmayó, pero no sin antes ver por última vez los ojos de la bruja que lo cazaban con su mirada.

La bruja de Monterrey 3
Ante el llamado de auxilio, sus compañeros acudieron a los minutos, pero solo encontraron al carro chocado y a su compañero inconsciente, después de que este hombre dio su testimonio se le realizaron diversas pruebas tanto físicas como psicológicas, y no presentó ningún síntoma de haber estado en drogado o alcoholizado, ni que tenía problemas de la mente, además de que se encontraron pruebas de que el carro había sido rasguñado y golpeado con algún objeto punzocortante como cuchillos, lo cual corresponde a las garras de la bruja.

La bruja de Monterrey 4
Días después hubo más testimonios de vecinos donde ocurrió el paranormal encuentro, y mencionan que esa noche se había visto una sombra que se posaba sobre los tejados en la oscuridad. Alrededor de este cerro, símbolo de la ciudad, se ha reportado el avistamiento no solamente de brujas, sino de figuras humanoides, demonios y el hombre pájaro… además de ovnis que vuelan entre los picos de la montaña.

La bruja de Monterrey 5

Atte. Edy Doo