Skip to content

La bruja vampira “Sarah Hellen”

A finales del siglo XIX La ciudad de Pisco, Perú recibió en sus tierras el cadáver de una mujer proveniente de Inglaterra, cuya siniestra historia antes de su muerte atormentaría a los habitantes de la localidad por todos los años venideros…

Sarah Hellen era muy conocida en Blackburn, Inglaterra por sus poderes curativos y por ser practicante de la hechicería, además de que bebía sangre como remedio a una desconocida enfermedad que ella padecía. Sarah era muy feliz de poder sanar a los enfermos, hasta que un día los habitantes del pueblo a los que tanto había ayudado con sus dones, se voltearon en su contra. Sarah fue acusada de ser una bruja y la amante fiel de Satanás, así que los lugareños no dudaron en lincharla hasta matarla.

Antes de morir, Sarah Hellen lanzó una maldición y juró que regresaría por venganza después de 100 años (en algunas versiones se dice que 80). Temerosos los ingleses de que Sarah cumpliera su promesa, no permitieron que su esposo le diera sepultura en el país, por lo que el hombre tuvo que recorrer diversos países buscando quien le diera alojamiento a su amada esposa, hasta que encontró luz verde en Perú.

Al pasar de los años, Sarah comenzó a causar revuelo en la ciudad, pues como muchos le temían, muchos otros más le comenzaron a venerar y pedir milagros, incluso de manera no oficial se le conoce como: La Santa de los Jóvenes, pues los jóvenes enamorados juran amor eterno frente a su tumba, pues el hecho de que su esposo viajara con el ataúd de Sarah por tantos países para que su esposa tuviera un lugar para descansar, inspiró a las personas a creer en el amor.


Al pasar los 100 años, en el año de 1993, peruanos y extranjeros esperaban la resurrección de la bruja, por lo que cientos de personas velaron su tumba esperando a que despertara, algunos para tener el honor de conocerla y otros para enfrentarla y regresarla al infierno donde decían que pertenecía; Todo el pueblo se preparó con ajos, estacas y agua bendita, incluso algunas de las mujeres embarazadas huyeron de la ciudad, pues se tenía la creencia que una de las maneras de Sarah regresar, era reencarnando en uno de los bebes que estaban por nacer. Al pasar el aniversario #100 de su muerte, Sarah no despertó pues se piensa que hizo efecto los hechizos de algunos de los brujos y chamanes que pusieron toda su fuerza y energía para contener a Sarah en su ataúd.

En el terremoto del 2007, las tumbas del cementerio donde la vampira reposa, se destruyeron por completo o sufrieron deterioros, pero la tumba de Sarah no sufrió ningún rasguño. Esta leyenda es una de las más conocidas y preocupantes en Perú, pues la tumba de Sarah sigue siendo una amenaza latente para Pisco, pues no se sabe cuando ella va a regresar…

Atte: Edy Doo