Skip to content

La habitación 107 – El Meson de Jobito Leyenda

La historia del emblemático hotel “Mesón de Jobito” en la ciudad de Zacatecas, comienza a principios del siglo XVIII cuando abrió por primera vez como un albergue para comerciantes, pasaron los años y se convirtió en un hotel de 5 estrellas, y un lugar donde las personas que tienen interés en presenciar sucesos paranormales pueden hacerlo, ya que esta embrujado.

Hay diversos espíritus que se manifiestan por las noches, una niña que juega, caballos que relinchan y un fantasma que vive en la habitación 107, en vida se llamaba Don Jobito…

Don Jobito era un trabajador que cuidaba del hotel, que también era su hogar, pues el vivía ahí, específicamente en la habitación 107, la habitación donde murió.

Conforme pasó el tiempo surgió una leyenda que dice que Don Jobito nunca se fue, sino que después de su muerte se quedó a habitar el hotel que tanto amó, y su antigua habitación piensa que sigue siendo de el, pues no se limita a manifestarse a quienes se hospedan en la 107, especialmente a las 4 de la madrugada.

Sus manifestaciones no son peligrosas, pero si muy aterradoras, pues mientras los huéspedes duermen la televisión se prende y se apaga autónomamente, las ventanas se azotan, les jalan las cobijas, los candiles se columpian y para los más infortunados, Don Jobito se les presenta cuando ellos se miran en el espejo, aparece justamente detrás de ellos.

La actividad paranormal también ocurre fuera de la habitación de don Jobito, pues tanto visitantes como trabajadores dicen sentirse observados por una fuerza que no es de este mundo.
A Don Jobito se le hizo escultura de cantera rosa para el supiera que aún es recordado…

Atte. Edy Doo