Skip to content

La leyenda de “El Tío” (La verdadera historia de la canción “La La La”)

La leyenda de “El Tío”     (La verdadera historia de la canción “La La La”) 1

Muchos de nosotros conocemos e incluso hemos cantado la canción “La La La” producida por Naughty boy e interpretada por Sam Smith, pero lo que les voy a contar es la aterradora historia que hay detrás, ya que la canción además de la película “El Mago de Oz” esta basada en una leyenda boliviana relacionada con un niño y “El tío” un demonio que suele vivir en las minas…

La leyenda de “El Tío”     (La verdadera historia de la canción “La La La”) 2

Todo comienza con la difícil vida de un niño sordo de 8 años, quien esta al cuidado de su violento y alcohólico padre, hasta que un día decide escapar; En la calle conoce a un perro sin hogar quien se vuelve su mejor amigo, al pasar de los días, el niño descubre que tiene un don, el puede percibir el mal y además tiene el poder de hacerlo parar.

A la primera persona que ayudó fue un anciano, a quien los niños y adultos lo humillaban sin parar, le aventaban piedras y bailaban alrededor de el para alebrestarlo, cuando el niño sintió que maldad recaía sobre el hombre, se paró sobre sus atacantes y gritó de tal manera como si de su boca naciera un terremoto, todos los presentes salieron huyendo, y el hombre agradecido decidió seguir al niño en su viaje sin rumbo.

La leyenda de “El Tío”     (La verdadera historia de la canción “La La La”) 3
El destino los llevó a conocer a un hombre deforme quien había formado parte de una secta satánica, al querer salir de ella, un demonio llamado “El Tío” le había desfigurado la cara por venganza. Se dice que este demonio tiene el aspecto de una cabra con rasgos de humano, vive en una cueva en el desierto, donde susurra el mal que existe en el mundo, las personas que han escuchado esa infernal voz, no pueden entender lo que dice, pero quedan locos de por vida…

El niño y sus amigos se dirigieron a la guarida del demonio para combatirlo, al estar frente a la entrada de la cueva, los adultos ya comenzaban a escuchar los horribles susurros del maligno ser, y estaban comenzando a perder la razón, por lo que decidieron irse junto al perro antes de que el daño fuera permanente; El niño entró solo a la cueva, de la cual ya nunca salió, sin embargo se dice que el niño sigue combatiendo el mal, pues cuando las personas se acercan al tétrico lugar aún se puede escuchar el empoderado grito de un niño.

Atte. Eddie Doo

La leyenda de “El Tío”     (La verdadera historia de la canción “La La La”) 4