Skip to content

LA MUJER QUE SE BAÑABA EN SANGRE PARA OBTENER JUVENTUD “ERZSÉBET BATHORY”

LA MUJER QUE SE BAÑABA EN SANGRE PARA OBTENER JUVENTUD “ERZSÉBET BATHORY” 1

Erzsébet Bathory pasó a la historia como “la condesa sangrienta” y no es una exageración pues, se podría considerar la primera asesina en serie de la historia. La mujer era una psicópata que secuestraba y torturaba jovencitas solo con un motivo: bañarse y beber su sangre para conservar la eterna juventud.

LA MUJER QUE SE BAÑABA EN SANGRE PARA OBTENER JUVENTUD “ERZSÉBET BATHORY” 2

Erzsébet nació en 1560, en una ciudad cerca de Transilvania, (si, el mismo lugar de donde provenía Vlad el Empalador personaje que inspiró a Drácula) en Hungría, lugar que en aquella época se estaba en constante guerra. Pero entre todo el desastre, las familias adineradas lograban mantener su calidad de vida, y ese era el caso de Erzsébet, que desde pequeña vivió en un enorme castillo repleto de servidumbre siempre a su disposición. En aquella época y en esa clase social tan alta, por algún motivo eran comunes los matrimonios consanguíneos, motivo que se asocia a que el castillo estuviera lleno de hijos locos, entre los cuales creció la joven Erzsébet, quien era muy inteligente.

LA MUJER QUE SE BAÑABA EN SANGRE PARA OBTENER JUVENTUD “ERZSÉBET BATHORY” 3

En aquella época tan conflictiva, aun para ellos que pertenecían a la realeza, carecían muchas veces de educación, por lo que muchos nobles no sabían lo básico, como leer y escribir, mientras que ella sabía tres idiomas y era muy culta, además de poseer una gran belleza. Para lo que un noble buscaba en aquel entonces en una esposa, la bella Erzsébet era todo y más. Por lo que a la joven edad de 15 años la casaron con el conde Ferenc Nadasdy de 26 años. Tuvieron familia y al parecer congeniaron muy bien, pero las continuas guerras lo alejaban muchas temporadas de casa, por lo que ella se quedaba en su castillo acompañada, en gran parte por familiares del conde. Hasta aquí todo normal, pero de pronto, ella comenzaría a demostrar las actitudes que le harían un lugar en la historia.

LA MUJER QUE SE BAÑABA EN SANGRE PARA OBTENER JUVENTUD “ERZSÉBET BATHORY” 4

En sus épocas lejos de su esposo, comenzaron a mandarse cartas continuamente, pero no eran las usuales cartas de amor de dos enamorados, sino cartas donde discutían desde una perspectiva muy práctica, cuáles eran los mejores y más efectivos métodos para torturar a la servidumbre cuando se ganarán la reprimenda. Y tal vez esto comenzó a dejar salir su verdadero ser psicópata. Pues comenzó a imponer orden en el castillo aplicando todas esas “ideas”, golpeando a las sirvientas con mazos, pinchando con agujas debajo de sus uñas, entre otras. Se dice también que ella sentía atracción hacia otras mujeres, y que ese era el motivo de que llevara estas prácticas siempre hacia ellas, por una perversión sádica.

LA MUJER QUE SE BAÑABA EN SANGRE PARA OBTENER JUVENTUD “ERZSÉBET BATHORY” 5

Las cosas siguieron igual durante años, hasta que la guerra por fin acabó con Ferenc. Así que, teniendo el poder en el castillo, Erzsébet corrió a toda la familia de su difunto esposo y dio rienda suelta a todas sus perversiones. Se alió con una bruja de la región, que le enseño de artes oscuras de la magia negra, ayudándole a instalar una cámara de torturas en el sótano del castillo que no esperó en usar. Pronto, cientos de mujeres, usualmente sirvientas de otros condes, habían sido víctimas de la cruel y sádica mujer. Y comenzó a bañarse y beber la sangre de todas ellas pues según le había dicho la bruja, esto la mantendría joven por siempre.

LA MUJER QUE SE BAÑABA EN SANGRE PARA OBTENER JUVENTUD “ERZSÉBET BATHORY” 6

Nadie la buscó por mucho tiempo, hasta que la bruja murió y Erzsébet se hizo imprudente, comenzando a secuestrar a mujeres nobles, por lo que se hizo sospechosa muy rápidamente y mandaron investigar su castillo. Apenas entraron y encontraron cadáveres por todos los rincones del mismo, siempre mujeres y sin sangre.

LA MUJER QUE SE BAÑABA EN SANGRE PARA OBTENER JUVENTUD “ERZSÉBET BATHORY” 7

Fue condenada a pasar el resto de sus años de vida encerrada en su habitación, siendo alimentada por un pequeño agujero. Jamás se arrepintió de sus crímenes, y supuestamente jamás entendió porque la habían condenado.