Skip to content

La niña vidente del Triunfo

Esta leyenda de Baja California Sur comienza con el nacimiento de una niña, un día de Diciembre de 1934, era una bebe hermosa, rubia y de ojos de color verde, su nombre era Winter Yrenea Ojeda Rouyer, y ella nació con múltiples habilidades, pero había una muy especial, que era la “Clarividencia”, un don que condenó a Winter a sufrir tanto los pocos años que estuvo con vida.

Desde que cumplió sus primeros seis meses, Winter empezó a caminar, y desde entonces ella aprendió mucho más rápido que un bebe e incluso un adulto, pues para sus cinco años ella tocaba el violín, hablaba tres idiomas y solía leer el periódico.

A pesar de que era una niña muy noble y querida, de pronto su suerte cambiaría, pues empezó a manifestar su habilidad de “ver el futuro”, para su mala fortuna, el futuro que predecía no a todos les hacía gracia, pues también predecía las desgracias venideras, como la muerte de unos de sus amiguitos y el derrumbe de la iglesia. Un día la niña se levantó gritando muy asustada, diciendo que el techo se caería, toda la familia corrió para afuera, sin embargo el techo que se estaba cayendo era el de la iglesia, con habitantes del Triunfo adentro.

Todos los vecinos se dieron cuenta, y la voz de que la niña era vidente se fue corriendo, lamentablemente lo desconocido puede ser aterrador para algunos, y aunque Winter no tenía maldad, los habitantes del pueblo la acusaron de bruja y de tener pactos con Satanás, de pronto la niña no era deseada en el lugar donde vivía.

Sus padres que la adoraban y sabían que Winter era una buena niña, fueron a esconderla a casa de su abuela para la seguridad de su hija, sin embargo ellos son los que sufrirían aquel día cuando anocheciera, pues pensando que Winter estaba en la casa, una caravana de personas enojadas arribaron por la noche, y le prendieron fuego a su casa, para que toda la familia se quemaran vivos… Sus hermanos alcanzaron a escapar, pero sus padres murieron horriblemente.

Después de esta tragedia su abuela sacó a Winter del país, la niña estuvo en diferentes países, uno de ellos fue Rusia, pero donde fue adoptada fue en Japón por una Geisha que la enseñó a bailar y vestirse, según su cultura.

No se sabe si por coincidencias del destino o porque razón, pero al poco tiempo, el hermano mayor de Winter se casó con la Geisha, y se trajo a Winter y la Japonesa a vivir al pueblo donde la niña aún era recordada.

Sin embargo ese viaje de vuelta, era una sentencia de muerte para Winter, pues una madrugada, su hermano encontró a la niña muerta atrás de la casa, encontró a su hermanita bañada en sangre y con sus hermosos ojos verdes abiertos, a sus escasos seis años de edad.

Desafortunadamente la desgracia seguiría a la familia de Winter, pues el hermano de Winter y su hijo que tuvo con la geisha, morirían en un trágico accidente en 1985.

Respecto a la Geisha, en 1992 tuvo un terrible accidente, cuando el avión privado en el que viajaba se estrelló en Tijuana, pero por fortuna ella sobrevivió, y aunque no se sabe de su paradero, se dice que ella aún vive.

En el poblado del Triunfo se le mandó construir una capilla a la niña vidente, se dice que fue la Geisha quien mandó ese encargo, la capilla fue hecha en el lugar donde la pequeña Winter murió.

La capilla es visitada por cientos de personas que fervorosamente le rezan a la niña para que les cumpla milagros, se dice que es una de las capillas más milagrosas del estado, pues Winter cumple sus deseos, pero hay que tener cuidado pues la persona que se burle frente a la capilla, caerá una maldición sobre ella.

Los habitantes del Triunfo cuentan que a pesar de que el pueblo hizo sufrir tanto a la niña, la niña vidente se quedó a habitar el lugar que irónicamente amó, y no solo para cumplir los milagros desde su lecho de muerte, pues se dice que Winter recorre las calles del pueblo tocando el violín, se pueden escuchar sus lindas melodías y que la silueta de la niña vidente entre a las casas y la iglesia.

Atte. Edy Doo

Historia basada en la investigación realizada por Gamaliel Valle Hamburgo, historia completa y fotografías en su libro “LA NIÑA VIDENTE DEL TRIUNFO”.