Cuando se piensa en una madre se suele relacionar con el amor y el cariño, y aunque en la mayoría de los casos es así, lamentablemente para desgracia de algunos cuantos, no lo es siempre. Ese fue el caso de las siguientes personas, que fueron víctimas mortales de sus propias madres por los motivos más egoístas y extraños. Algunas se justificaron con locura, pero otras, fueron actos crueles infundados solamente por la avaricia.

Dena Scholsser

Originaria de Texas, en 2004 fue acusada por haberle amputado los brazos a su pequeño bebé de 11 meses. Cuando la policía llegó a su casa, la encontraron llena de sangre con el cuchillo homicida en la mano cantando alabanzas y muy tranquila y contenta. Pero aun después de una escena tan perturbadora, su defensa logró darle la libertad. En 2012 se encontró que trabajaba en un Wal-Mart con un nombre falso, la empresa la despidió y desde entonces se desconoce su paradero.

Las peores madres de la historia

Robin Lee Row

Originaria de Idaho, en 1992 fue encontrada culpable de haber sido la responsable de matar a su familia. Apagando los detectores de humo, rociando gasolina por la casa y prendiéndole fuego. Acabando con la vida de su esposo y sus hijos de 10 y 8 años. Lo peor de todo fue que se encontró que su plan era cobrar el seguro, por lo que fue sentenciada a pena de muerte.

Las peores madres de la historia

Deanna Laney

Originaria de Texas, en una noche de mayo del 2003, llevó a sus hijos al patio, de 8 y 6 años a jugar. Pero una vez ahí, sin que dieran cuenta ella tomó una piedra y los golpeo en la cabeza, destrozando sus cráneos. Sin embargo, el jurado la encontró inocente por padecer una enfermedad mental, pero luego de pasar 8 años en el hospital psiquiátrico fue liberada.

Las peores madres de la historia

Christina Miracle

Originaria de Miami, en 2003 cuando Christina tenía 25 años, decidió llevar a cabo un ritual religioso para resucitar a su hermano. Algo que solo podía conseguir (al parecer) golpeando a su vástago y bautizándolo. El problema fue el pequeño de 6 años no soportó la golpiza, y aunque la intención de Christina nunca fue acabar con su vida, fue lo único que consiguió. Se le acusó de homicidio involuntario.

Las peores madres de la historia

Frances Newton

En 1987 se encontró culpable por el asesinato de su familia, luego de haber acusado a mafiosos de haber atacado y matado a su esposo e hijos, 7 años y 21 meses, por una deuda de su esposo. Pero tras investigar un poco se encontró que días antes del crimen ella había comprado seguros de vida para los tres y la única beneficiaria era ella. En 2005 recibió una inyección letal.

Las peores madres de la historia

Susan Smith

Mujer originaria de Carolina del Sur, que cuando tenía 24 años, salió de su casa con sus dos hijos, de 3 años y 14 meses, pero según contaba ella, en el viaje un hombre afroamericano la había asaltado y le había robado el coche con los dos niños dentro. Pero luego se comprobó que ella había sido la única responsable de su muerte, al amarrarlos al asiento trasero del coche y dejar que cayeran en un lago, sufriendo la terrible agonía de morir ahogados. Fue sentenciada a cadena perpetua.

Las peores madres de la historia