Dice la leyenda que durante la década de los 70, una familia estaba construyendo su lujosa vivienda en la ciudad de Monterrey, la casa además de tener un estilo muy peculiar, estaba hecha para que la hija de los dueños quien estaba en silla de ruedas pudiera moverse libremente entre sus rampas. Los primeros indicios del origen de una maldición, fue cuando dos albañiles murieron en un lamentable “accidente”.

Tiempo después reiniciaron la construcción de la casa, sin saber que otro terrible accidente estaba por arribar, la niña de 12 años muere al caer desde uno de los ventanales de la casa. Este fue el parteaguas de una de las leyendas mas populares de Monterrey.

Los rumores dicen que años mas tarde, una familia se intereso en comprar la casa abandonada, en una de las visitas, el hijo sufre una caída desde un ventanal de la casa, causándole la muerte.

Vecinos, trabajadores y visitantes de la casa embrujada, han sido testigos de ver a la niña mirando desde una de las habitaciones, esperando un día encontrar consuelo para su alma.

Atte. Eddie Doo