Skip to content

Xtabay Leyenda Yucateca

En Yucatán existe una leyenda Maya llamada: “Xtabay”, la cual tiene una buena moraleja al final, conócela…

XTABAY Leyenda

Xtabay era una mujer muy hermosa, llamada por la gente de su pueblo como Xkeban, que significa: “la pecadora”, pues era amante de los placeres carnales, se entregaba al amor de los hombres sin restricciones, lo que hizo que la gente la aborreciera y hablaran pestes de ella.

Todos la evitaban a toda costa, pero lo que no sabían de Xtabay, es que era una mujer de corazón noble, quien disfrutaba ayudar a los pobres, curar a los enfermos y era amante de los animales, a los cuales ella cuidaba y protegía.

Xtabay también tenía una hermana llamada UTZ-COLEL, ella era todo lo contrario, pues la gente la quería por ser una mujer pura, no se metía en situaciones que hiciera que la gente hablara mal de ella o la juzgaran, pero en su interior UTZ-COLEL, era una mujer de corazón frío, odiaba ayudar a los demás, le daba repulsión estar cerca de algún enfermo, y se consideraba superior a los demás.

Un día, la gente del pueblo se percató que Xtabay no había salido por varios días de la casa y lo más extraño era que del interior de su casa emanaba un aroma muy agradable, similar a las flores. Lo que despertó la curiosidad de mucha gente.

Algunos vecinos llamaron a su puerta, pero Xtabay no salía, por lo que decidieron tumbarla, cuando ingresaron se encontraron con una enorme sorpresa, pues en el piso estaba tirado su cuerpo sin vida, el cual aún se conservaba gracias a los animales que velaban y cuidaban de ella.

Su hermana UTZ-COLEL, al enterarse del fallecimiento repentino de Xtabay y del aroma que emanaba su cuerpo, lejos de sentir tristeza o dolor por la partida, solo expresó frente al pueblo: “Esto es cosa del diablo”, añadiendo que si el cuerpo inerte y pecador de su hermana emprendía ese agradable aroma, el día que ella dejara la tierra su cuerpo destilaría un aroma aún mejor.

El día del entierro de Xtabay, los únicos que llegaron a despedirse con tristeza fueron los enfermos a quien ella sanó y a los pobres que ayudó, nadie más. Al día siguiente, la gente que pasaba por su tumba se sorprendió, ya que estaba cubierta de bellas flores que aromaban un armonioso olor por todo el lugar.

Al paso del tiempo, UTZ-COLEL no corrió con la misma suerte, pues el día que llegó su partida del mundo terrenal, inmediatamente su cuerpo desató un aroma putrefacto, los pobladores no aguantaban la peste que había desatado por las calles, incluso se apuraron en enterrar al cuerpo, donde asistieron la mayoría de los pobladores, y le adornaron su tumba con hermosas flores, pero lo extraño era que estas no duraron mucho tiempo, pues a las pocas horas se marchitaron, al igual que las flores que le dejaban días después.

Los rumores de la gente, justificaban a UTZ-COLEL diciendo: “es cosa del diablo”.

Después de un tiempo, de la hermosa tumba de Xtabay comenzó a brotar de la nada una flor llamada “Xtabentun”, el mismo nombre que después le dieron al famoso licor yucateco, esta flor emana un olor agradable, así como un sabor embriagante, así como alguna vez lo fue la bella Xtabay.

Sin embargo, en la tumba de UTZ-COLEL, salió la flor de “Tzacam”, un cactus muy espinoso sin aroma, donde brota una pequeña flor, hermosa como la apariencia de UTZ-COLEL, pero con espinas como su malvado corazón.

Leyenda de XTABAY en la actualidad

Se dice que el espíritu celoso de UTZ-COLEL, regresó al pueblo gracias a la ayuda de malos espíritus, con la misma apariencia de su hermana Xtabay, ahora ofrece su amor y su cuerpo a los hombres embriagados, a quienes ella espera bajo un árbol, mientras peina su larga cabellera.

Los hombres quedan tan cautivados por su hermosura que comienzan a seguirla, mientras ella los desvía hacia un solitario monte, donde los seduce para después terminar con la vida de ellos.

¿Y tú ya conocías esta leyenda yucateca de Xtabay?

Atte. Edy Doo

Aluxes – Otra leyenda maya