Skip to content

Los cuerpos conservados de los santos

Los cuerpos conservados de los santos 1

Existen lugares en que los cadáveres se momifican, como en el caso de las momias de Guanajuato, en que el cuerpo no se desintegra, como hace normalmente. Y aunque nos parezca sorprendente, existen casos que parecen tan fantásticos, que rayan lo milagroso. Se trata de los cuerpos incorruptos de la iglesia mantenidos en Europa, cadáveres de sacerdotes o monjas que después de morir, en lugar de que su cuerpo se deteriorara como hacen normalmente, se quedaban exactamente igual que cuando esa persona estaba viva, dando la impresión de que no estaban muertos, sino que estaban dormidos.

En algunas de las iglesias en que se tienen féretros con cuerpos incorruptos adentro, sin embargo, en muchas ocasiones se trata de estatuas realistas para representar santos. Pero hay otras que son verdaderas, y lo más sorprendente es que se trata de casos en que los cadáveres han estado ahí por décadas, y en los casos más extremos, por siglos.

Los cuerpos conservados de los santos 2

Lo curioso es que aun con el pasar del tiempo, el misterio de los cuerpos incorruptos parece no tener una explicación clara, pues, aunque algunos han estado en condiciones que podrían favorecer o provocar una momificación, sus cuerpos parecen mejor conservados y menos “secos” que los momificados normalmente, dándoles esa sensación de que son personas con vida.

Pero lo más impresionante es cuando los cuerpos han estado en condiciones que no deberían permitir eso, en que la humedad predomina y en temperaturas altas que deberían provocar la putrefacción de los cuerpos, no lo contrario. Por lo que la iglesia les ha comenzado a dar trato de milagro.

Santa María Magdalena de Pazzi es uno de estos casos, que no se supo de la sorprendente condición de su cuerpo hasta que fue desenterrada un año más tarde de su fallecimiento, el que a pesar del mal estado de su ropa, parecía intacto. Caso muy parecido con el de Santa Magdalena Sofía Barat, de quien se esperaba encontrar un cadáver en mal estado, dada la putrefacción que presentaba el ataúd, pero que, al abrirlo, no compartía con su portadora.

Los cuerpos conservados de los santos 3

Charbel Makhloud es uno de los más impresionantes, ya que se trata de un hombre que fue enterrado sin ataúd siquiera, pues una inundación lo sacó de su tumba, pero a pesar de haber estado en el lodo, su cuerpo estaba en un perfecto estado.

Los cuerpos conservados de los santos 4

En el caso de San Andrés Bobola, su cuerpo fue torturado y colgado, donde estuvo por días, y los cuales, junto a las heridas, debían provocar una putrefacción rápida. Lo sepultaron y ahí estuvo durante 60 años, tras los cuales lo sacaron de la tumba y descubrieron que estaba intacto.

Los cuerpos conservados de los santos 5

Según Joan Carroll Cruz, una investigadora del tema, existen aproximadamente 100 casos parecidos alrededor del mundo, en que los cuerpos, sea por un milagro de Dios o un milagro de la naturaleza, han ido en contra de las leyes naturales que conocemos y hemos dado por hecho durante miles de años.