Skip to content

Los fantasmas de la isla de la muerte

Los fantasmas de la isla de la muerte 1

Existe una isla de entre muchas en la llamada Laguna de Venecia, que tuvo un pasado bastante aterrador. La isla se llama Poveglia y en la época de los saqueadores bárbaros una numerosa población se mudó a ella para alejarse de los problemas, tal vez sin pensar en los problemas nuevos que atraerían asentándose allí. Durante un tiempo la isla fue prolifera y rápidamente se convirtió en un lugar de pesca y comercio muy recurrente en las rutas mercantes. Sin embargo, algo llegaría a destruirles ese sueño: la peste negra. Y con esto, el inició de su historia de muerte y fantasmas.

Los fantasmas de la isla de la muerte 2

Cuando llegó la peste, al ser tan pequeña la población, su contagio fue enorme y acabó por matar a la gran mayoría de sus pobladores, pues, al igual que en el resto de países infectados, no supieron ver la causa de sus males, asociándolos a los judíos o los africanos, en lugar de observar que se trataba de un virus contagiado por las ratas. Cuando esto ocurrió, la isla se comenzó a conocer como “la isla de la muerte”, pues era lo único que uno podía encontrar allí, y pronto, con la esperanza de que no se infectaran ciudades más grandes, comenzaron a llevar allí a sus muertos por peste, a manera de cementerio. Por lo que cada vez más cadáveres fueron llenando la isla.

Los fantasmas de la isla de la muerte 3

Fueron tantos los enfermos, que ya no solo mandaban a los muertos, sino a ellos también. Y según muchas historias de la época, la peste creó un terror tan grande en la población general, que apenas bastaba un estornudo para que fueras llevado a lugares de concentración como la isla de Poveglia, a morir con los demás enfermos, y que a pesar de que muchos pudieron haber llegado sanos y mal diagnosticados, el estar con tanto enfermo te acababa contagiando la enfermedad. Y aunque no se sabe que de cierto hay en esto, seguro que lo es en parte, pues a pesar de que la población original de la isla rondaba los pocos miles, se estima que acabó habiendo aproximadamente 100,000 cadáveres de enfermos por la peste en el lugar. Mucha muerte y mucho sufrimiento.

Los fantasmas de la isla de la muerte 4

La historia le dio otra oportunidad a la isla, pues en el siglo XIX fue usada de nuevo como hogar para los enfermos de una nueva peste, y por segunda vez, la isla se llenaría de muertos, como si al llamarle “la isla de la muerte” la hubieran condenado a no poder ser nada más. Tras de esto, el lugar quedo deshabitado por un tiempo.

Los fantasmas de la isla de la muerte 5

Sin embargo, la historia oscura de la isla de Poveglia no termina allí, pues con el tiempo fueron quemados los restos y se ocupó de nuevo la isla, esta vez por un hospital psiquiátrico. Pero tanta muerte, seguro afectó al lugar y los primeros que notarían esta inquietud, fueron, por algún motivo, los enfermos mentales. Apenas se les trasladó al nuevo hospital cuando comenzaron a decir que en las noches se aparecían fantasmas para acosarlos, pero al ser enfermos nadie los tomaba en cuenta, de no ser porque los trabajadores y enfermeras comenzarían a ser testigos de hechos igual de extraños y paranormales.

Los fantasmas de la isla de la muerte 6

Y por si esto fuera poco, el director del hospital se encargó de hacerlo aún más siniestro. Pues parecía que estaba obsesionado con entender el funcionamiento del cerebro, y obviamente, teniendo en su poder a enfermos mentales que seguramente ya nadie buscaría, los comenzó a utilizar de conejillos de indias. Se cuenta que el hombre les practicaba lobotomías con utensilios rudimentarios como martillos, picos y cinceles. Y que los gritos desgarradores de los pobres desafortunados resonaban hasta quedarse impregnados en las paredes del lugar.

Los fantasmas de la isla de la muerte 7

Estos hechos tan aterradores volvieron la presencia fantasmal aún más intensa y acabó afectando a los propios doctores, que fueron renunciando uno tras otro, pero lo que nadie esperaría era que también el propio director comenzara a verlos, pues en una noche cualquiera, luego de hablar sobre sus visiones paranormales con otros doctores, acabaría tirándose a su muerte desde la torre más alta. Según quienes habían oído sus visiones, decía que los espíritus lo estaban hostigando para que se suicidara, y al parecer lo lograron.

Los fantasmas de la isla de la muerte 8

Después de este incidente, el hospital acabó cerrando definitivamente, y la isla de la muerte volvió a quedarse vacía. Hace algunos años se dio a conocer que alguien la había comprado, pero ¿con qué motivo alguien querría un lugar con las cenizas de miles de muertos? Tal vez lo sabremos pronto.