Skip to content

Los kits mata vampiros del siglo XVIII

Los kits mata vampiros del siglo XVIII 1

La leyenda de los vampiros han sido parte de nuestra cultura desde hace siglos, hoy en día los relacionamos con seres salidos de la tumba, que mueren con plata y estacas en el corazón, y solemos atribuir esto a las obras literarias y al cine, que son los medios que siguen popularizando el tema. Sin embargo, esto viene de mucho más atrás, gracias a libros y diccionarios de siglos anteriores, hemos sabido que desde aquel entonces se les atribuía todo esto a ellos, específicamente a la manera correcta de combatirlos.

Los kits mata vampiros del siglo XVIII 2

Entre el siglo XVIII y XIX, muchos fueron los libros escritos acerca de la naturaleza vampírica y la manera de eliminarlos, fueron tantos los que escribieron al respecto, que la población europea se encontró de pronto sumamente alarmada por la oscura presencia de estos inmortales seres. Y aun entonces no se trataba de algo nuevo, pues para ese entonces, en países como Italia ya se habían enterrado a los acusados de vampiros con ladrillos en la boca, para evitar que pudieran morder a cualquiera que pudiera dar con su cripta en el futuro. Pero en este caso, su mayor preocupación dejó de ser el cómo evitar que esto sucediera, con saber de qué manera defenderse de ellos, principalmente cuando estuvieran de viaje , pues los caminos eran peligrosos y solitarios.

Los kits mata vampiros del siglo XVIII 3

Para acabar con este problema, se dio con una solución que hoy parece sacada de una novela pero que en aquel entonces dio mucha seguridad a quienes llegaron a utilizarla: maletines con verdaderos kits mata vampiros. Se trataba de maletines de distintos tamaños y distintos instrumentos que cada quién compraba dependiendo de lo que creyera necesario.

Los kits mata vampiros del siglo XVIII 4

“Esta caja contiene los objetos considerados necesarios para la protección de las personas que viajan por ciertas regiones poco conocidas en el este de Europa, allí donde la población se ve asolada por una peculiar manifestación del mal conocida como vampiros. El profesor Blomberg solicita respetuosamente al comprador de este kit que estudie cuidadosamente el libro de instrucciones. En el caso de que las manifestaciones del mal se hagan aparentes, su portador se verá entonces equipado para abordarlas de forma eficiente”.

Los kits mata vampiros del siglo XVIII 5

La lista de objetos era la siguiente: una pistola con todo su equipamiento, balas de la plata más fina, un frasco con flores de ajo en polvo, un frasco de azufre molido, una estaca de madera de roble, un crucifijo de marfil, un frasco de agua bendita, biblias, flechas, pócimas y cuchillos. Y en algunos casos, dependiendo del proveedor, algún suero para combatir una reciente mordedura de vampiro.

Los kits mata vampiros del siglo XVIII 6

En la actualidad muchos de estos maletines siguen existiendo, y suelen ser vendidos para coleccionistas en subastas.

Los kits mata vampiros del siglo XVIII 7

Gracias a casos fuera de las novelas que se popularizaron y causaron polémica, fue que esto fue posible y hasta una necesidad para las familias de la época, pues se hablaba de hombres que luego de muertos habían vuelto a casa, locos y hambrientos de sangre y habían matado a su familia antes de ser atrapados. También de personas que tras haber asegurado ser mordidos por vampiros, las personas los veían como mentirosos solo para que al final, tras su muerte, acabaran siendo atacadas sus familias por el vampiro de esa persona. Todos estos relatos dieron credibilidad a la historia.