Skip to content

Los niños emparedados Leyenda Presa San Jose San Luis Potosí

Conoce la leyenda de los niños emparedados, una historia que se cuenta en San Luis Potosí y muchos lugares más…

Cuenta la leyenda que para que no caiga una gran construcción se debe derramar sangre sobre ella… y es que a lo largo de los tiempos se dice que edificios, estadios, puentes o cualquier tipo de millonaria construcción se realizan sacrificios humanos para asegurar su fortaleza, usan de cimientos cadáveres o personas aún con vida que son emparedadas para realizar tal ritual.

Algunas veces estos rituales los hacen ya por tradición, por el miedo a que las construcciones se caigan, mueran personas o pasen cosas malas, y se dice que al ingeniero civil o arquitecto que no ha considerado hacerlo, se le aparece Satanás y le pide vidas a cambio de protección, y este decide hacer un trato con el, es decir, pacta con el diablo.

De esta leyenda nace otra, que se llama: “Los niños emparedados”

Los niños emparedados Leyenda 

Comienza en 1863 con la construcción de la cortina de la presa en San José, San Luis Potosí, en la época de su construcción el espiritismo y el esoterismo tenían una gran influencia en las personas de la alta sociedad, así que bajo el consejo de un brujo, el ingeniero de la obra y los políticos involucrados estuvieron de acuerdo que se tenían que perder muchas vidas, las cuales tenían que ser de almas inocentes.

Así que secuestraron a tanto niño como pudieron y vivos los emparedaron entre ladrillos, no sin antes dejarles algo de dulces para calmarlos en su eterno encierro, el brujo decía que las almas de los niños llorarían cuando la cortina se fuera romper, por lo tanto, la gente sabría que era momento de huir.

Los niños emparedados Lamentos

En 1933 muchos de los habitantes escucharon los lamentos fantasmales de los niños que provenían de la presa, pero las autoridades escépticas de esa leyenda no actuaron ante el aviso, y a pesar de que había tormenta, muchos de los pobladores acudieron a la plaza para dar el grito el día 15 de Septiembre; y una hora antes de la medianoche, la muerte llegó en forma de agua.

Muchas personas murieron ahogadas y muchas otras más desaparecieron, pues aunque no se reventó la cortina donde habitan los niños, si se rompió una represa más abajo, por lo que los espíritus de los niños muertos lloraban por la tragedia que se avecinaba.

Además de los niños emparedados hay muchos rumores sobre la presa san José, pues también se comenta que hay un colosal tesoro y muchos otros cadáveres que han sido lanzados para que nunca aparezcan.

¿Y tú conocías sobre los niños emparedados de la presa San José?

Atte: Edy Doo

Leyenda de Hitobashira “Sacrificios humanos en las construcciones”