Skip to content

Madame Popova y su agencia de mata-maridos

Madame Popova y su agencia de mata-maridos 1

Según muchos estudios y estadísticas, la violencia intrafamiliar suele darse de los hombres a las mujeres en mayor porcentaje, así mismo los homicidios entre parejas, que suelen llevarse a cabo por mujeres cuando están hartas del maltrato de su marido. Pero hay algo muy curioso que se ha revelado con esto, y es que muchas veces el hombre es más agresivo y violento, y suele provocar mucho dolor antes de acabar con la víctima, mientras que las mujeres son mucho más sutiles, y suelen acabar con sus maridos de una manera casi imperceptible: con veneno. Esto, sin embargo, fue llevado a aterradores límites por Madame Popova, a finales del siglo XIX, cuando montó una agencia dedicada exclusivamente en asesinar a maridos de mujeres desesperadas y maltratadas.

Madame Popova y su agencia de mata-maridos 2

La historia tuvo lugar en Rusia, donde vivía Madame Alexe Popova, y quien comenzó a notar que eran muchas las mujeres que tenían problemas y estaban muy descontentas con sus matrimonios, por lo que, escalofriantemente visionaria, a Madame se le ocurrió una idea de negocio: montaría una agencia de asesinato, pero solo para mujeres infelizmente casadas, y claramente sólo después de que le pagaran el precio, el cual se cuenta que era mucho más bajo de lo que podríamos imaginar que cuesta un servicio tan perturbador, tal vez como un gesto de buena fe de parte de la dueña y dejar el servicio en posibilidad de cualquier mujer.

Madame Popova y su agencia de mata-maridos 3

Sorprendentemente, el negocio fue un éxito para Madame Popova, pues al parecer muchas eran las mujeres que querían deshacerse de sus maridos, pero no se atrevían a hacerlo por cuenta propia, por lo que acudían a la terrible agencia y contrataban a Madame. Quién dicho sea de paso, era una experta del veneno, pues la mayoría de sus asesinatos fueron hechos de esta manera, y al ser ella misma quien daba el veneno a los hombres, tal vez disfrazada de servidumbre en su propia casa, era muy difícil para la policía identificarla, pues al no tener ninguna conexión con los hombres, pasaba fácilmente desapercibida.

Madame Popova y su agencia de mata-maridos 4

La agencia prestó sus servicios durante 30 años, y se llegó a cobrar la vida de aproximadamente 300 víctimas, acto que ella misma llamaba “liberación” de las mujeres, más que asesinato. Por lo que, según ella, no asesinó, sino liberó a 300 personas de la crueldad de sus maridos. Aunque, según contó, no siempre fue ella por su propia mano quien llevó a cabo los asesinatos pues algunas mujeres más valientes que el resto le daban el veneno a sus maridos, poco a poco, para que pareciera que hubiera enfermado y muerto por causas desconocidas. Y en otras ocasiones hasta llegó a contratar sicarios, seguramente cuando el blanco estaba fuera de sus posibilidades.

Madame Popova y su agencia de mata-maridos 5

Probablemente Madame Popova no hubiese sido descubierta jamás, de no ser por una de sus clientas que la delató luego de un ataque de remordimiento por el asesinato de su esposo y envió una carta a la policía relatando todo y delatando a Madame en el camino. Gracias a eso fue capturada por la policía y llevada a juicio, dónde la condenaron a muerte, pero fiel a su clientela nunca delató a ninguna de sus clientas y acabó siendo fusilada en 1909, recordada por mucha gente como una heroína, más que como una asesina.

Madame Popova y su agencia de mata-maridos 6