Skip to content

La niña que se convirtió en araña

La niña que se convirtió en araña 1

Esta escalofriante historia ocurrió el siglo pasado en un convento del estado de Hidalgo, cuyas instalaciones fueron utilizadas para un colegio católico de niñas, donde una de sus alumnas, sufriría el calvario de ser acechada por un antiguo y maligno espíritu.

La niña que se convirtió en araña 2

Su nombre era Martha y era una niña muy feliz, tenía muchas amigas con quienes siempre salía a jugar en el recreo, hasta que un lamentable día, ella ya no quiso salir, y aquella alegría que emanaba de su ser, se convirtió en sombrío tormento.

Las monjas estaban preocupadas por la personalidad desconocida de la niña, por lo que mandaron hablar a sus padres para encontrar un motivo, pero este no se encontró, pues en su casa todo iba bien; Martha no decía mucho, solo que ya no quería regresar a esa escuela jamás.

En un día que parecía común para todas en la escuela, una de sus amiguitas se quedó con Martha en el recreo, y le preguntó que es lo que pasaba y porque ya no quería salir a jugar ya, la niña perturbada contestó: “La señora fea en el rincón no me deja salir, tiene pelo blanco y yo soy la única que la puedo ver…”, su amiga le trató de convencer que era su imaginación, pero aún así no logró que Martha saliera al recreo, pues aseguraba que la mujer mala la estaba agarrando del brazo.

La niña que se convirtió en araña 3

La otra niña salió al recreo antes de que se acabara, dejando a Martha aterrada, no se sabe exactamente que sucedió en ese receso, pero cuando las campanadas sonaron y las estudiantes regresaron al salón, Martha ya no estaba ahí y tampoco estaba en otro lugar, al menos no la Martha que conocían.

La buscaron y buscaron por el convento, pero Martha no apareció, por lo que marcaron a sus padres para informarles de la terrible noticia, en el salón estaban las monjas preocupadas y las niñas alarmadas; entre todos los murmullos de angustia, de pronto se escuchó desde las paredes una  siniestra voz, era la de Martha, pero nadie la podía ver.

Las monjas pidieron a las niñas salir del salón para buscar bien, solo se quedó su amiguita con la que Martha platicó minutos antes, y fue esta quien de pronto la vio, pero no de la forma física que la conocía, pues ahora estaba convertida en una araña, que poseía el rostro de Martha. Con la sangre helada la niña como pudo dio aviso a las maestras, pero cuando volteó de nuevo al rincón, Martha ya no estaba, desapareció para no volver jamás.

La niña que se convirtió en araña 4

La leyenda cuenta que en la propiedad donde esta ubicado el convento, ahora clausurado, antes vivía una bruja maligna, a quien le atribuyen la desaparición de la niña, quien se dice que aún habita el convento, al cual se recomienda no entrar…

Atte. Edy Doo