Skip to content

Las momias del doctor Knoche

Las momias del doctor Knoche 1

A finales del siglo XIX, un medico cirujano alemán llamado: Gottfried August Knoche, inventó un liquido embalsamador con el que podía momificar cadáveres sin la necesidad de extraer sus órganos ni fluidos, no se sabe exactamente cuantos cuerpos momificó pero se sabe que fueron docenas, lamentablemente algunos de los espíritus de esos cuerpos quedaron atrapados junto a sus restos en la hacienda Buena Vista en Venezuela, donde se encuentra el panteón de las momias.

Las momias del doctor Knoche 2

Los cadáveres que el doctor Knoche momificaba, eran familiares, conocidos, personas cuyo cuerpos nadie reclamó e incluso 2 perros que fueron sus mascotas, y aunque algunos de estos cuerpos dieron su consentimiento en vida, no todos estuvieron de acuerdo con convertirse en momias, como fue el caso de la enfermera Amalie Weismann.

El doctor antes de morir dejó las dos últimas dosis de su sustancia secreta, una para el y otra para su enfermera fiel, cuando el falleció, como lo había pedido, fue momificado y colocado en una de las criptas. 20 años después cuando le llegó la hora de morir a Amalie, ella dejó en claro que no quería ser momificada, sino cremada y que sus cenizas fueran lanzadas al mar, sin embargo sus deseos no fueron respetados y ella fue momificada y colocada en otra de las criptas, para después encerrar las momias bajo llave en el mausoleo.

Las momias del doctor Knoche 3
Con el tiempo el mausoleo quedó en abandono, y estuvo sujeto a vandalismo, destrozaron completamente el lugar y las momias fueron saqueadas, en el 2009 las criptas fueron reconstruidas y se colocaron replicas de las momias originales.

En torno a este tétrico lugar se cuentan diversas leyendas de terror, una de ellas es que después de haber sido clausurado el lugar, un joven curioso entró al sepulcro de las momias y sediento tomó un liquido que encontró para hidratarse, pero lo que había en esa botella no era agua sino la sustancia embalsamadora, por lo que se volvió una más de las momias. La segunda es la del muerto que no quería ser momificado, pues se dice que lo habían tomado de la morgue ya que nadie lo había reclamado, así que lo llevaban encima de una mula rumbo a la hacienda, pero inexplicablemente se zafó de sus ataduras, cayendo por la montaña, nunca pudieron encontrar su cadáver. Y otra de las leyendas, es que visitantes y vecinos reportan actividad paranormal, pues los pasos del doctor Knoche aún se pueden escuchar, por las noches se aparecen espíritus que entran y salen del mausoleo en ruinas, e incluso algunos han visto a las momias por la hacienda andar.

Atte. Eddie Doo

Las momias del doctor Knoche 4