Skip to content

El niño del Ojo de Agua

El niño del Ojo de Agua 1

En la ciudad de Orizaba, Veracruz, hay un balneario que alberga múltiples historias y leyendas de terror, llamado: “El Ojo de Agua”.

La leyenda que les voy a contar comienza cuando a un señor que había salido muy noche de trabajar, sus compañeros le advierten que no tome el camino de la laguna, pues había seres que no eran de este mundo buscando hacer el mal, pero el hombre hizo caso omiso, así que decidió tomar aquel camino corto, sin imaginarse que las siniestras advertencias serian una realidad…

El niño del Ojo de Agua 2

Mientras caminaba entre la oscuridad, el trabajador de pronto escuchó el llanto de un niño que provenía desde el pozo, por lo que fue a ver que pasaba, y en medio de la nada había un niño pequeño muy triste, que decía estar perdido y muy asustado, que si podría llevarlo cargando a la iglesia, pues probablemente sus padres lo buscarían en el templo sagrado, petición que el señor compasivamente aceptó, pero antes de que el hombre pusiera al niño sobre su espalda, el chiquillo le dijo que pasara lo que pasara, el nunca debía voltear atrás, no hasta que estuvieran dentro de la iglesia.

Pasaron los kilómetros y ya estaban a punto de entrar a la iglesia, pero el señor escuchó que el niño emitía misteriosos ruidos, los cuales provocaron que el señor volteara hacia atrás, haciéndolo ver que lo que llevaba cargando no era un niño, sino un demoniaco monstruo que se reía a carcajadas, por lo que lo aventó lejos y entró corriendo a la iglesia, mientras el y feligreses que estaban en el templo, fueron testigos de las macabras carcajadas que retumbaban en las paredes de Dios.

El niño del Ojo de Agua 3

Ante este intento de que la criatura malévola tratara de entrar, el sacerdote recordó una de las tantas leyendas que contaba su abuelo, y esta decía que el día en que el monstruo lograra entrar a la iglesia, el caudal del Ojo de Agua crecería de manera cuantiosa que sepultaría a la entera “Ciudad de las Aguas Alegres” como se le conoce a Orizaba.

Es extraño porque otra de las leyendas que nacen del Ojo de Agua, habla de otro ser siniestro que quiere llegar a piso sagrado, una joven sirena que encanta a los hombres con su belleza y sus prometedoras palabras, pues con su dulce voz, la mujer con cola de pez ofrece riquezas, solo si el hombre la lleva al iglesia.

Sin embargo ellos aunque aceptan engatusados, ninguno de los caballeros ha podido cumplirle ese deseo, pues conforme van caminando cargándola en sus espaldas, ella empieza a perder su magia al acercarse a su destino, comienza a ponerse pesada como una piedra, su voz se convierte en un desagradable chillido y su rostro comienza a deformarse.

El niño del Ojo de Agua 4

Atte. Edy Doo