Skip to content

La casa embrujada “La Moira”

La casa embrujada “La Moira” 1

En San Miguel de Chapultepec, Ciudad de México, hay una propiedad abandonada con una historia macabra, cuyo origen fue en la época de los 70, sin embargo lo más aterrador es que en esta siniestra casa, la actividad paranormal y demoniaca es excesivamente alta, pues decenas de personas que han visitado el lugar afirman que desde entonces, saben que no están solos…

Todo comenzó hace 50 años aproximadamente, Cuando Marco, un niño de escasos 8 años va caminando por la avenida, cuando de pronto, de una casa desolada sintió una extraña atracción, como si fuerzas sobrenaturales lo llamaran, por lo que el niño se atrevió a entrar al misterioso lugar, después subió las escaleras, y entró a un cuarto oscuro, donde vio una horripilante escena que nunca podría olvidar.

La casa embrujada “La Moira” 2

Era el cadáver un niño, de aproximadamente su misma edad, estaba colgando del techo. Marco salió corriendo despavorido y contó en su casa lo sucedido, pero nadie tomó en serio este horrible episodio.

Pasaron los años, pero Marco no podía dejar aquello atrás, así que siendo ya un adolescente, Marco volvió entrar a la casa para averiguar que pasó aquel sombrío día, sin embargo una vez que entró, ya no volvió a salir… Pues estuvo desaparecido por días, hasta que por desgracia fue encontrado sin vida, en esa casa que le arruinó la infancia. Su cadáver estaba colgado en el mismo cuarto donde vio aquel niño muerto, el rostro de Marco reflejaba un profundo terror.

Volvieron a pasar los años, y aquella casa se iba convirtiendo en la más temida del vecindario, pues vecinos y transeúntes afirmaban que la casa era habitada por fantasmas, pues se podían ver sombras que se asomaban por la ventana y ruidos inexplicables venían de la casa.

La casa por un tiempo fungió como un centro cultural, pero ahora esta abandonada, sin embargo se realizan recorridos paranormales por las noches, quienes han tenido la valentía de ir, aseguran que todo lo que pasa ahí es real, y que durante el recorrido se puede ver como las puertas y ventanas se abren autónomamente, levitaciones de muebles, entre otras manifestaciones más, también se realizan sesiones de Ouija donde invocan al niño muerto y otros seres del más allá, sin embargo hay quienes corren con una peor suerte, pues es bien sabido que han ocurrido posesiones demoniacas en la casa donde los espíritus moran.

La casa embrujada “La Moira” 3

Atte. Edy Doo