Skip to content

Los 9 círculos del infierno de Dante

Los 9 círculos del infierno de Dante 1

Según el libro de la Divina Comedia, escrito por Dante Alighieri, en el año de 1300 él viajó al mismísimo infierno, acompañado por Virgilio el poeta, y recorriéndolo todo por completo lo dividió en una estructura de 9 círculos, conocidos como “los círculos del infierno”, que van bajando en forma de cono, y en cada una de ellas se encuentra el destino de 9 tipos de pecadores. En el último se encuentra el mismísimo Lucifer, y ahí, los peores pecadores se encuentran siendo torturados por él mismo.

Los 9 círculos del infierno de Dante 2

Según Dante, el infierno no es un lugar etéreo, existe en el mundo, debajo de la tierra, y se encuentra justo debajo de Jerusalén y existe una entrada secreta para las personas que aún tienen el privilegio de la vida, en una selva cercana. Una vez entrando te encontraras con el primero de los 9 círculos del infierno.

Los 9 círculos del infierno de Dante

El Limbo (primero de los círculos del infierno)

No es precisamente para pecadores, pero es a donde van todas las personas que, a pesar de haber sido buenas durante sus años de vida, no conocieron a Dios en vida, pues no recibieron el bautismo, por ello no podrán entrar al cielo. Su castigo es un deseo insaciable por conocer a Dios, lo cual nunca podrán lograr. Según la novela, entre los que se encuentran aquí están Homero, Aristóteles y Platón.

Los 9 círculos del infierno de Dante 3
Primer círculo del infierno de Dante

La lujuria (segundo de los círculos del infierno)

Aquí ya estamos en el verdadero infierno, donde se encuentran los pecadores reales, pero de pecados menores. Aquí se encuentran aquellos que en vida se dejaron llevar por los instintos de la lujuria. Todos los encontrados aquí son castigados siendo arrastrados por un viento intenso que no los deja descansar. Aquiles y la propia Cleopatra figuran en este círculo.

Los 9 círculos del infierno de Dante 4
Segundo círculo del infierno de Dante

La Gula (tercero de los círculos del infierno)

El círculo que será destino para todos los glotones, personas que no se midieron a la hora de comer. Son castigados siendo presos en un el fango, bajo una lluvia de granizo, siempre vigilados por el perro guardián Cerbero (monstruo de tres cabezas), que siempre estaba listo para desgarrarlos enteros.

Los 9 círculos del infierno de Dante 5
Tercer círculo del infierno de Dante

La Avaricia (cuarto de los círculos del infierno)

Los avaros que se aficionaron en juntar riquezas como sus hijos, que solamente se dedicaban a derrocharlo todo, eran castigados en el cuarto círculo viéndose obligados de arrastrar grandes pesos de oro en dirección contraria.

Los 9 círculos del infierno de Dante 6
Cuarto círculo del infierno de Dante

La Ira y La Pereza (quinto de los círculos del infierno)

Aquellos condenados a este círculo son castigados a seguir siendo lo que eran en vida, los iracundos tienen perpetuamente su espíritu rabioso y duran toda la eternidad golpeándose unos a otros, mientras que los perezosos se mantienen bajo el fango de la Laguna Estigia, viéndose privados del aire y la palabra por siempre.

Los 9 círculos del infierno de Dante 7
Quinto círculo del infierno de Dante

La Herejía (sexto de los círculos del infierno)

Los herejes, aquellos que van en contra de Dios, se encuentran tras los muros de la ciudad de Dite, donde son castigados por espíritus de la venganza, las llamadas Furias: Megera, Alecto y Tisífone.

Los 9 círculos del infierno de Dante 8
Sexto círculo del infierno de Dante

La Violencia (séptimo de los círculos del infierno)

A partir de este círculo, se encuentran aquellos pecadores reales y enteros, no solo aquellos que hicieron mal sin querer, sino los que lo llevaron a cabo con saña.

Los primeros son las personas violentas y su entrada esta custodiada por el Minotauro.

El séptimo círculo está dividido en tres partes

Los homicidas, tiranos, violadores y bandidos:

Se encuentran en un río de sangre hirviendo, para que nunca olviden cuanta sangre hicieron perder en su vida.

Los suicidas:

Por haberse violentado a ellos mismos, arrebatando su propia vida. Son castigados siendo castigados por siempre con arpías picoteándolos.

Los blasfemos y los sodomitas

Castigados bajo una lluvia de fuego interminable.

Los 9 círculos del infierno de Dante 9
Séptimo círculo del infierno

El Fraude (octavo de los círculos del infierno)

El octavo círculo esta dividido en diez partes

Los proxenetas y embaucadores:

Castigados siendo azotados por demonios.

Los aduladores:

Deben permanecer siempre entre excrementos humanos.

Simoniacos:

Ricos a costa de la iglesia.

Adivinos y magos:

Con el rostro volteado hacia la espalda.

Políticos corruptos:

Inmersos en un lago de brea hirviente.

Hipócritas:

Vestidos con capas doradas de plomo.

Ladrones:

viviendo entre serpientes.

Consejeros fraudulentos:

Sin habla.

Sembradores de discordia:

Mutilados por un demonio que vuelve a abrir sus heridas tan pronto como se cierran.

Los falsificadores:

Sufriendo siempre enfermedades que los deforman.

Los 9 círculos del infierno de Dante 10
Octavo círculo del infierno

La Traición (noveno de los círculos del infierno)

El último circulo y donde se encuentran los que Dante considera los peores pecadores de todos… Los traidores.

El noveno círculo está dividido en cuatro partes

Caina (para los traidores de seres queridos o cercano):

Son sumergidos en hielo de cabeza.

Antenora (para los traidores de grupos a los que pertenecían)

Sumergidos igualmente en el hielo.

Tolomea (para los traidores de huéspedes)

Sumergidos, pero con la cabeza hacia atrás, para congelar las lágrimas.

Judeca (para los traidores de los benefactores)

Están plenamente inmersos en hielo pero en diferentes posiciones.

Los 9 círculos del infierno de Dante 11
Noveno círculo del infierno

En este círculo también se encuentra a Lucifer, el dios del infierno, descrito en el libro como una enorme y terrible bestia de tres rostros, y dentro de una de sus bocas siempre se encuentra Judas, sufriendo por la traición más terrible de todas, la traición a Jesús, el hijo de Dios.

Y tú ¿Conoces a alguien que mereciera estar en alguno de estos círculos del infierno que conoció Dante?